2004-12-31

¡Qué pena!

Después de aquello de El País despedimos el año con esta otra perla periodística:


Para los que se emocionan con la tecnología, el cataclismo que dejó bajo el
agua a buena parte del sureste asiático tuvo algo bueno. Es el boom de los
weblogs, sitios personales ordenados como un diario de vida.


Vamos a tratar de pensar que el redactor se ha dejado llevar por el ardor guerrero y no pensaba muy bien lo que decía.

Una mala noticia. Tan mala como esa. Nunca tiene cosas buenas. Y menos, tonterías como esa.

Páginas personales se convirtieron en verdaderos medios de comunicación Weblogs: los improvisados mensajeros de la tragedia.

Lo he visto en Weblogs: mensajeros de la tragedia.

Acabo de mandar esta carta a una dirección de contacto que encontré en la sección de cartas.



Hola,

una mala noticia nunca tiene partes buenas. Y menos relacionadas con informaciones como la que publican en:
"Páginas personales se convirtieron en verdaderos medios de comunicación Weblogs: los improvisados mensajeros de la tragedia"

http://www.lun.com/internacional/detalle_noticia.asp?cuerpo=701&seccion=803&subseccion=901&idnoticia=C383509081886458

Quiero creer que es un lapsus del redactor que no pensaba muy bien en las consecuencias de lo que escribía.

La tecnología es buena y mala según el uso que se le de. Y está claro que muchas cosas que hacemos no serían posibles sin ella. También cuando hay catástrofes.

Atentamente,

--
Fernando Tricas Garcia
http://fernand0.blogalia.com/





2004-12-31 01:00 | 0 Comentarios | In English, please | En PDF | Para enlazar # |
| Compartir/Share | por correo | en Twitter | en LinkedIn | en Facebook | en Google+ | en Delicious |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://fernand0.blogalia.com//trackbacks/24897

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.147.142.16 (a3f9e2bd43)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?